menu
keyboard_arrow_down

Alerta a tus hijos sobre el Grooming


El grooming es uno de los peligros a los que se exponen los niños en internet. Se trata de un acoso con fines sexuales en el que el agresor es un adulto que contacta con menores a través de las redes sociales 

Los indudables beneficios que ha supuesto la irrupción de las nuevas tecnologías, han venido acompañados de riesgos a los que se exponen principalmente los menores. A pesar de los peligros, no se puede vetar el ordenador o internet a los niños, pero sí que se les tiene que formar para que sepan prevenir y actuar ante situaciones de riesgo.

Entre estos riesgos destaca el Grooming, que es el acecho sexual a través de internet por parte de un adulto que previamente ha tenido una estrategia de acercamiento al menor para ganarse su confianza.

Para ello se suele hacer pasar por otro adolescente y así entablar amistad con la víctima. Poco a poco va consiguiendo que el menor confíe en él, se desinhiba y le mande fotos comprometedoras o pose provocativamente a través de la webcam. El acosador utiliza después estos videos y fotos para chantajearle.

No se tienen datos exactos de su incidencia y afortunadamente no son muy frecuentes, pero vale la pena alertar a los hijos para evitar que caigan en este tipo de acoso, de graves consecuencias.

Muchos niños no denuncian estos casos por vergüenza o miedo, y en otros porque el acosador les chantajea con enseñar o colgar en la red las fotos que ha conseguido a través de engaños.

De esta forma, cuando comienza el acoso, el menor empieza a ceder ante la amenaza de su agresor de hacer pública la información que tiene sobre él o por miedo a que se enteren sus padres. Así, accede a mandarle otra foto o quedar con él, pensando que dejará de acosarle, pero lo que hace es agravar el problema.

Algunas de estas fotos acaban en los ordenadores de pedófilos. No hay que olvidar la gran incidencia de pederastas y pornografía infantil en internet y en las redadas aparecen multitud de imágenes de menores, muchas de las cuales son obtenidas con engaños a través de la red.

Entre los factores que favorecen esta situación destaca lo fácil y barato que es contactar con adolescentes a través de internet. Siete de cada diez menores tiene perfiles en una red social, principalmente en Facebook o Tuenti. Además, la mayoría tiene cámara web en el ordenador.

Muchos de estos menores navegan por Internet y entran en contacto con personas que no conocen, simplemente porque son amigos de amigos. Los niños, no son conscientes del peligro al que se exponen, hablan con ellos y les hacen confidencias.

Siempre han existido pedófilos, que merodeaban por los colegios, pero ahora tienen más fácil el acceso a sus víctimas. No tienen ni que salir de sus casas, se amparan en el anonimato y seguridad de la red y, además, pueden compartir las imágenes con millones de personas en todo el mundo.

Para mantener a tus hijos alejados de estos peligros lo más importante es la información y la formación. Ignorar los riesgos no sirven de nada, tampoco mantenerlos aislados, ya que aunque no tenga internet en casa siempre pueden acceder a la red en casa de amigos.

Lo que deben tener muy claro es que no deben contactar con nadie que no conozcan personalmente y mucho menos facilitar datos personales o fotos. Pero sobre todo, es fundamental que confíen en sus padres ante cualquier situación en la que no se sientan cómodos.

FASES DEL GROOMING

Suele durar varias semanas, incluso meses

-Primer fase: Amistad: el acosador inicia el contacto del menor haciéndose pasar en la mayoría de casos por otro niño. Así, se gana su confianza y consigue información sobre sus gustos y hábitos.

-Segunda fase: Intensificación de la relación. Agresor y menor afianzan la relación y se intercambian confesiones personales

-Tercera fase: aparece el componente sexual. En las conversaciones comienzan a aparecen términos sexuales y confesiones íntimas. El acosador pide al menor su participación en actos de naturaleza sexual, como pueda ser que les manden fotos o posar ante la webcam

-Cuarta fase: chantaje El agresor exige una cita a su víctima chantajeándolo con hacer pública las fotos y videos que tiene

QUÉ PUEDEN HACER LOS PADRES

-Controlar el uso de internet y de las cámaras web

-Poner el ordenador en zonas comunes de la casa

-Enseñar a sus hijos a que nunca contacten con desconocidos o faciliten información privada a través de la red

-Instar a los hijos a comunicar cualquier problema que noten, dejándoles claro que no importa lo que hayan hecho, ya que siempre les van a apoyar

¿Te ha gustado este artículo?

También te puede interesar...

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram