menu
keyboard_arrow_down

Anorexia a los 11 años


Los trastornos de la alimentación, como la anorexia o la bulimia, han empezado a diagnosticarse a edades cada vez a edades más tempranas
La adolescencia llega más pronto y con ella, la anorexia y la bulimia también. El problema llega cuando solo la delgadez refuerza su autoestima. En torno al 15 por ciento de los jóvenes tienen algún trastorno alimentario

Los expertos coinciden. La anorexia y la bulimia son trastornos que aparecen cada vez a edades más tempranas. “A partir de las 11 años se pueden encontrar ya casos de anorexia, sobretodo en las chicas, aunque también se dan casos precoces de chicas de 9 y 10 años”, según asegura el catedrático de Psiquiatría Luis Rojo en el marco de unas jornadas sobre anorexia y bulimia que organiza la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados.

Para el catedrático en Psiquiatría, “la anorexia no es una enfermedad de los ricos, antiguamente sí que se creía que era mas frecuente entre las familias acomodadas, pero hoy en día está por todas partes, hay una mayor heterogeneidad”. De hecho, el catedrático recordó que “en torno al 15% de los chicos tienen algún tipo de trastorno alimentario que no es normal”.

El cada vez más obsesivo deseo de estar delgados puede desembocar en anorexia cuando la delgadez se convierte en lo único que genera estabilidad y autoestima, cuando solo se encuentran bien adelgazando.

Además, se ha constatado que cada vez son más los jubilados que son atrapados por estas enfermedades aunque es la franja entre los 30 y 40 años donde se encuentra el mayor número de enfermos crónicos.

MÁS BULIMIA QUE ANOREXIA
Entre estos trastornos, y como destaca Rojo, hay más bulímicos que anoréxicos: “el bulímico no se ve. Es más difícil de encontrar. Una persona con bulimia se avergüenza de sus atracones e, incluso, no ve que sea un problema, por lo que suelen esconderlo. La bulimia no se percibe físicamente”

Aunque, para Rojo, “el principal problema en España es la obesidad. Es un gravísimo problema en los países en desarrollo (México está entre un 30% y un 40% de la población padece obesidad) y es un problema de hábitos de salud y de educación. En Europa es el mayor problema, por encima de los trastornos alimenticios” y es que, como reconoce el psiquiatra Rojo, “tenemos un porcentaje muy alto con transgresiones muy importantes en la dieta: muchos niños se van sin desayunar al colegio, cenan mal y, a mediodía se producen grandes atracones, que están muy lejos de las cinco comidas deseables en la dieta mediterránea, un factor de protección para mantener el equilibrio alimentario”.


¿Te ha gustado este artículo?

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram