menu
keyboard_arrow_down

Descubre las estrellas fugaces y las constelaciones


Las noches son un escenario para viajar y volar por encima de nuestro planeta. Disfruta con la magia de las estrellas y descubre con tus hijos las principales constelaciones

Aunque la noche de San Lorenzo, en verano, es una de las más mágicas del año y en los días anteriores y posteriores se puede contemplar la lluvia de estrellas conocidas como lasPerseidas, cualquier noche es buena para descubrir y aprender con las estrellas, aunque se tenga que estar bien abrigado.

Las perseidas se llaman así porque la cola de casi todos los meteoritos apuntan a la constelación de Perseo. Aunque también se les conoce como las lágrimas de San Lorenzo, debido a la cercanía de la festividad de este santo.

Pero en realidad se trata de restos del cometa Swift-Tuttle que entran en la órbita de la Tierra, lo que permite que sus partículas atraviesen la atmósfera. En ese momento, la basura del cometa se convierte en rayos de luz y calor y es entonces cuando podemos observar una espectacular lluvia de estrellas.

Pero en invierno también puedes descubrir con tus hijos la cantidad enorme de estrellas que se esconden en el cielo. Una aventura apasionante que seguro les encantará, sobre todo si les enseñas a descubrir algunas constelaciones. Aunque parezca muy difícil, en realidad, es muy fácil encontrarlas, sólo tienes que conseguir un planisferio de verano, así será mucho más fácil.

PREPÁRATE PARA DESCUBRIR ESTRELLAS

Antes de lanzarnos a buscar estrellas y constelaciones tenemos que conseguir un planisferio. Pero tenemos que tener en cuenta que cada mes, cada día, el cielo que vemos es diferente porque la Tierra cambia de posición en el Universo. No veremos lo mismo en verano que en invierno, ni en el hemisferio norte veremos el mismo cielo que en el sur.

Jugar a encontrar las estrellas y constelaciones es muy divertido, pero de todas formas, aunque no encuentres ninguna constelación no pasa nada porque sólo observar el cielo es un espectáculo del que puedes disfrutar.

Cuando salgas al campo para observar las estrellas no te olvides de llevarte una manta ya que puede refrescar un poco por la noche y llévate algo para tumbarte encima. Llévate, por supuesto, tu planisferio y una linterna pequeña para leer el planisferio. Aprovecha las noches en las que la luna está en fase menguante o cuando hay Luna Nueva, ya que cuanta menos luz lunar haya, más detalles podremos observar.

Lo primero es encontrar el carro de la OSA MAYOR Este es el punto de referencia para encontrar el resto de estrellas. Tiene forma de sartén, si la encentras, fíjate en la parte del cuadrado. Si dibujas una línea imaginaria desde las dos estrellas que hacen el cuadro de la estrella, encontrarás una estrella muy luminosa ¡la ESTRELLA POLAR! Esta estrella es muy importante, ya que marca el norte y ayuda a los montañeros y a los marinos a no perderse.

Una noche clara puedes encontrar también la VÍA LÁCTEA. La vía láctea es una agrupación de estrellas más densa, lo que vemos desde la tierra es como ver un lado de nuestra galaxia por dentro.

BUSCA A ORIÓN

ORIÓN se sitúa hacia el este, es una constelación fácil de encontrar ya que es muy brillante, pero atención hay que buscarla al principio de la noche, porque luego se esconde y ya no es visible.

Tiene cuatro estrellas que son el cuerpo del cazador (Betelgeuse, Rigel, Bellatrix, y Saiph). Betelgeuse es roja y brillante y se encuentra en el extremo superior izquierdo del cuadrilátero. Rigel es de un tono azulado y se encuentra en el otro extremo En medio de la constelación hay tres estrellas alineadas casi horizontales, son el cinturón de Orión. Debajo del cinturón encontramos otras estrella menos brillantes apuntando hacia abajo, son la espada del guerrero. Cerca de la espada encontramos la nebulosa de Orión, una de las más bonitas que podemos ver desde la Tierra.

Cuenta la leyenda que Orión era un cazador muy valiente que iba siempre acompañado de sus dos perros, Can Mayor y Can Menor. En el cielo se le puede ver persiguiendo a Aldebarán (Tauro). Orión, además de ser valiente era muy orgulloso. Siempre presumía de ser el mejor cazador del mundo. Un día Júpiter, el dios de la guerra, decidió castigarlo y darle su merecido. Así que le envió un escorpión, llamado Escorpio para que lo derrotara. Júpiter puso a Escorpio justo en el extremo opuesto de Orión, por eso, desde hace miles de años, Orión intenta cazar a Escorpio, aunque todavía no lo ha conseguido porque nunca coinciden juntos en el cielo. Así, cuando Orión sale por el este, Escorpio se pone por el oeste y viceversa.

NO TE OLVIDES DE…

-Intenta alejarte de los núcleos urbanos y de las luces de la ciudad. Comprobarás cómo brilla el cielo y cuantas estrellas se ven

- Aprovecha las estrellas, pero descubre también una noche de luna llena la cantidad de luz que hay, aunque en la ciudad nos parezca imposible, una noche de luna podemos ver perfectamente sin linternas

-Acuérdate de coger alguna sábana vieja o pareo y almohadones para tumbaros cómodamente en el suelo. Y no te olvides de la ropa de abrigo.

CUÉNTALE A TUS HIJOS …?

- Shurnarkabtishashutu es la estrella con el nombre más largo. Es una palabra en árabe que significa "bajo el cuerno al sur del toro"

- La luz del Sol tarda en llegar a la Tierra 8 minutos. La luz de la estrella más cercana al sistema solar Alpha Centauri, tarda cuatro años en llegar hasta nosotros!

¿Te ha gustado este artículo?

También te puede interesar...

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram