menu
keyboard_arrow_down

Diez consejos para estudiar mejor


En esta época los estudios preocupan a muchos niños. Los padres pueden ayudarles a estudiar y afrontar mejor los exámenes


1.- Proporcionarles un buen lugar de estudio.
El lugar de estudio de los niños debe ser tranquilo, silencioso y con buena luz, preferiblemente natural

2.-Técnicas de estudio.
A la hora de estudiar hay técnicas que permiten rendir mejor. Les puedes aconsejar que subrayen, hagan esquemas y resúmenes. Una buena forma es hacer una primera lectura rápida del texto para captar la estructura e ideas fundamentales. Luego se puede leer en profundidad ayudándose de subrayados. Resumir lo que se va estudiando y hacer pequeños esquemas ayudarán luego a retener mejor los conceptos

3.- Utilizar la memora comprensiva y las reglas mnemotécnicas
Cuando tengan que memorizar muchos datos se puedes ayudar a utilizar las llamadas reglas mnemotécnicas. Funcionan como pequeños atajos para la memoria. Se trata de frases cortas y fáciles de recordar que relacionan palabras para memorizar con más facilidad. Los niños pueden relacionar una palabra con la que tengan dificultad para memorizar con otra parecida que sea más fácil de recordar.

4.-Evitar los agobios y los pensamientos negativos
Muchos niños se preocupan en exceso por suspender, se angustian y se agobian con pensamientos negativos como "seguro que suspendo". Hay que potenciar los pensamientos positivos, pero cuidando también el exceso de confianza.

5.-Descansar y dormir entre 7 y 8 horas.
Aunque se esté en época de exámenes el descanso es necesario. Hay que evitar estudiar por la noche, aunque sea el día anterior al exámen, ya que al día siguiente no rendirán

6.-No abusar del café y otros estimulantes.
Pueden ayudarles a mantenerse despejados para estudiar pero también les pone más nerviosos

7.-No consultar los apuntes justo antes del examen
Es muy habitual intentar apurar los minutos antes del examen con repasos de última hora, pero es mejor dejar los libros, ya que solo se consigue ponernos más nerviosos y ayuda a confundirse

8.-Aprender a relajarse.
Cuando la tensión y los nervios por los exámenes es muy fuerte es bueno respirar profundamente y utilizar técnicas de relajación. Es bueno hacer descansos para luego seguir estudiar con la mente más despejada

9.-A la hora al hacer el examen.
Lo mejor es empezar por las preguntas que mejor se sepan y dejar para el final las respuestas más difíciles

10.-Evitar comparar las respuestas con las de otros compañeros.
Una vez acabado el examen es habitual que los niños comparen resultados, no es aconsejable ya que suelen ponerse nerviosos y angustiarse si no coinciden.


¿Te ha gustado este artículo?

También te puede interesar...

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram