menu
keyboard_arrow_down

¿Una de Damas?


Durante las vacaciones los juegos de mesa cobran un protagonismo especial. Son días largos y en compañía y apetece descansar un rato de tanto ajetreo con una buena partida. 


Las damas, un juego de mesa que data del siglo XV, son una propuesta perfecta para ello, indicada su práctica a partir de los 5 años.

Es más fácil que su primo hermano el ajedrez y del alquerque pero también nos hace pensar promoviendo la capacidad intelectual. La estrategia y la concentración son sus principales alidados conforme vayamos practicando su juego.

Un juego sencillo y fácil de transportar que puede servir para pasar una tarde diverdia con tu hijo. Es importante que le enseñes a jugar, que además entienda que unas veces se gana y otra se pierde pero que lo mejor es lo divertido que ha sido (si a los mayores no nos gusta perder, a los pequeños menos). Una vez metido en harina querrá jugar también con sus hermanos, primos y otros amiguitos. Además, nunca olivará que lo aprendió contigo.

Si está cerca el abuelo o la abuela es una buena oportunidad para retarlo también y que toda la familia ejercite las neuronas. A veces nos empecinamos en hacer ejercicio físico para sentirnos mejor pero nos olvidamos de la importancia de trabajar con el cerebro para mantenernos también en forma mentalmente. En este sentido, los juegos de mesa realizan una importante labor.

En cuanto a su origen se habla de un juego similar en el Antiguo Egipto, pero se lo disputan como tal ya en 1100 Francia y España, desde Valencia. De hehco en el museo Británico hay un manuscrito de un árabe valenciano IBN dIHYA que denominan a este juego farisia. El primer libro sobre este juego fue publicado en Valencia en 1547 ya con el nombre de damas.

¡MÁS DIVERTIDO!

Una opción divertida y entretenida es realizar nosotros mismos las piezas. Podemos hacerla con chapas de botellas, tapones de corcho, botones grandes, figuritas de plastelina...Lo importante es que sean seguras y que quede bien claro cuáles pertencen a cada jugador.

Reglas:
-Dos contrincantes.
-Cada jugador coloca sus 12 fichas en los cuadros negros del tablero (8x8 celdas) en 3 filas
-Empezará el que tenga las fichas negras o del color más oscuro y se colocan
-El juego consiste en mover las piezas en diagonal un casilla. Para capturar o comer las piezas del contrario se salta sobre ellas.
-Cuando se llega al final del tablero la dama se convierte en reina (se coloca otra ficha encima de la ficha para diferenciarla) Y cuenta con la ventaja de poder hacer el movimiento en diagonal también hacia detrás.

¿Te ha gustado este artículo?

También te puede interesar...

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram