menu
keyboard_arrow_down

Raquitismo infantil


La falta de vitamina D y calcio derivan en una mineralización deficiente de los huesos y del cartílago de crecimiento

Si la obesidad es en la actualidad uno de los problemas de salud pública a nivel mundial más preocupante, en los últimos años otro problema en la alimentación infantil se está haciendo cada más patente: la deficiencia de vitamina D.

La falta de la vitamina D sumada a la de calcio y a los trastornos adquiridos y heredados en el metabolismo de la vitamina D, del calcio y del fósforo, son algunas de las causas que pueden propiciar raquitismo, una enfermedad metabólica ósea que supone una mineralización deficiente de los huesos y del cartílago de crecimiento.

Los niños menores de un año presentan mayor riesgo de ingesta insuficiente de vitamina D. Ciertos alimentos, y en especial la leche, tanto de mujer como de vaca, son pobres en vitamina D, mientras que de forma natural la contienen los pescados azules, la yema de huevo, las vísceras, el hígado y la grasa de mamíferos acuáticos

Además, las carencias en la alimentación unidas a la escasa exposición solar pueden ser los principales causantes de este trastorno.

Según datos de la Sociedad Española de Pediatría y Atención Primaria (SEPEAP) “la fuente lumínica mediante la exposición a la radiación solar ultravioleta constituye el 90% del aporte en vitamina D, incluso en zonas geográficas alejadas del ecuador”.

En este sentido es importante recordar que la exposición ha de ser con protección social y breve teniendo en cuenta la edad, el tipo de piel, la hora del día o la estación, etc.
Los niños prematuros y los de bajo peso para la edad de gestación tienen un mayor riesgo de presentar raquitismo.

Una de las formas de percibir el raquitismo es debido al agrandamiento y ensanchamiento de la epífisis de los huesos largos, sobre todo las muñecas y los tobillos de forma simétrica y bilateral.

¿Te ha gustado este artículo?

También te puede interesar...

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram