Padres o Nones.

Evitar accidentes infantiles en el hogar

Cuando los niños empiezan a gatear el hogar se convierte en un lugar de riesgo, ya que todo les llama la atención. Los padres deben dejar que descubran el mundo pero también deben prevenir los accidentesy reducir los riesgos

 

La primera infancia es una época en la que los niños requieren una vigilancia activa pero, al mismo tiempo, los padres no han de evitar que descubran el mundo que les rodea ni sobreprotegerle ya que estos estímulos son tremendamente positivos para su desarrollo y crecimiento. Para conseguir este difícil punto de equilibrio desde la Asociación de Pediatría de Atención Primaria se recomienda construir un “hogar seguro” para los hijos donde puedan explorar el mundo sin correr ningún riesgo. 

 

Asimismo, desde el boletín de Famipedse destaca que “las precauciones y cuidados que proponemos pueden salvar la  vida de los niños y disminuir secuelas por accidente ya que la intrepidez y falta de conciencia del peligro del niño de esta edad lo hace muy peligroso.” Sin crear ningún tipo de alarmismo y siguiendo los consejos propuestos podemos lograr que los niños se dejen llevar por su curiosidad sin que corran ningún riesgo.

 

Accidentes por asfixia

 

Ante todo debemos procurar que la casa esté libre de objetos pequeños que el niño pueda intentar tragar como botones, pendientes, tapas de bolígrafos… además de estar fuera de su alcance deben estar fuera de su vista, recuerda que cada vez será más capaz de moverse y puede intentar trepar para coger algo que le ha llamado la atención.

 

Es fundamental asegurarnos que los juguetes no contienen piezas desmontables que pueda tragarse y por ello es recomendable que adquiramos juguetes con el certificado de calidad, ya que algunos juguetes de menor calidad pueden romperse fácilmente y provocar algún accidente.

 

Bajo ningún concepto hay que dejar que se pongan collares, cordones o cintas alrededor del cuello ya que podrían engancharse o jugando con otros niños, tirarles del cuello. Hay que tener también mucho cuidado con las bolsas de plástico y los globos. Famiped alerta además de que “Los globos pinchados son especialmente peligrosos; son dificilísimos de extraer de su garganta”.

 

Accidentes por caídas

 

Las ventanas son una de las zonas más peligrosas de la casa por ello hemos de intentar que no hayan muebles a los que el niño pueda trepar cerca de ellas. Así como sillas, mesas o cómodas. Si las ventanas son bajas o el niño llega a tocarlas e intenta asomarse para ver a través de ellas es muy recomendable instalar topes para que no se abran por completo o instalar rejas de forma que aunque estén completamente abiertas el niño no corra ningún riesgo.

 

Lo ideal es que no haya nada en la parte de arriba de los armarios que pueda llamar la atención del niño ya que podría intentar escalar y el armario podría caérsele encima. Si aún así el niño intenta escalar una forma de evitar accidentes es sujetando los armarios a la pared.


Si hay escaleras en la casa es necesario instalar barreras en la parte de arriba y de debajo de cada tramo.

 

En el baño y la cocina

 

La puerta del baño ha de estar siempre cerrada y nunca hemos de dejar al niño sólo en la bañera. Recuerda que cualquiera aparato eléctrico cuando los niños están mojados puede ser muy peligroso, así que hemos de asegurarnos de que no está a su alcance.

 

Mientras cocinas procura que los mangos de las sartenes estén apuntando hacia adentro para evitar que el niño los alcance o se vuelquen al rozarlos. Siempre que sea posible utiliza los fuegos de la parte interior.


Si en la casa hay piscina debería, idealmente, estar protegida en todo momento y nunca dejar al niño estar cerca cuando esté solo aún cuando sepa nadar. No hay que dejar a otros niño mayores a cargo de los pequeños en la piscina. Es absolutamente recomendable que haya una valla protectora alrededor.

 

Intoxicaciones

 

Famiped recuerda tener siempre a mano el teléfono del Servicio de Información Toxicológica (91 562 04 20). Es fundamental que los medicamentos estén guardados en sus envases y en un lugar de imposible alcance para los niños.


Además recomienda no decir nunca a los niños que las medicinas son caramelos o zumos, han de comprender que es algo que sólo los papás y mamás pueden dárselos y cuando lo dice el médico.

 

Los productos de limpieza son extremadamente peligrosos por su toxicidad, por lo que han de estar guardados en algún lugar al que los niños no puedan acceder.

 

Para más información sobre la prevención de accidentes en hogar pincha aquí

 

NOTICIAS RELACIONADAS:

 

-ACCIDENTES INFANTILES CÓMO ACTUAR Y CÓMO PREVENIRLOS

 deja tu comentario

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS