Padres o Nones.

Ocho reglas de oro para viajar con niños en coche

Los pequeños son los pasajeros más vulnerables y los adultos somos los responsables de su seguridad en el coche

Los desplazamientos se multiplican en estas fechas. Son días de alegría, de familia, pero también de prisas y de nervios. Por eso no hay que dejar nada al azar y ser precavido como siempre y más. Los pequeños deben viajar seguros en el coche y los adultos nunca bajar la guardia al respecto, ya que son los responsables de que los menores, los pasajeros más vulnerables, vayan adecuadamente anclados con los cinturones o dispositivos especiales de retención para su edad cuando viajan en un vehículo.

 

En un solo segundo puede cambiar dramáticamente nuestra vida para siempre, como arrojan las cifras de la Dirección General de Tráfico en su balance anual: uno de cada cuatro menores fallecidos en accidente de tráfico no llevaba el cinturón de seguridad.

 

Una tragedia que se puede evitar con algo tan sencillo como son los cinturones y dispositivos adecuados, siendo el uso de los primeros también fundamental por lo que respecta a los adultos. Porque todavía son más los niños que no habrían quedado huérfanos y marcados para el resto de sus vidas si sus padres hubieran utilizado ellos mismos el cinturón de seguridad, un elemento básico y fundamental de la seguridad vial que reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

 

Estas son las ocho reglas de oro que la DGT recomienda para viajar con niños en coche.

 

1. Nunca llevar al bebé en brazos, ya que se ha demostrado que, en caso de accidente, la energía cinética transforma a un niño (por ejemplo, 25 kilos en una masa de una tonelada)

 

2 Elegir el sistema o dispositivo en función del peso y el tamaño del niño, no por la edad.

 

3. Instalar el dispositivo correctamente en el vehículo, siguiendo las instrucciones que le acompañan, colocar siempre al niño con los cinturones u otros elementos de seguridad ajustados y abrochados.

 

4. En las sillas es preferible el arnés de cinco puntos de ajuste al de cuatro.

 

5. Los niños menores de cuatro años deben, o al menos deberían, utilizar dispositivos “espaldas hacia delante”, es decir en sentido contrario a la marcha.

 

6. Si el coche dispone de air-bag para el pasajero, y la silla va de espaldas a la marcha, colocar siempre al niño en el asiento trasero.

 

7. No dejar al niño ir d pie entre los asientos, ni tocando botones o manillas de ventanas o puertas que, además, han de ir con seguro.

 

8. Predicar con el ejemplo poniéndose siempre el cinturón de seguridad y no infringiendo las normas de Tráfico para no perder la autoridad moral frente al niño.

 

Y la regla de oro por excelencia: comprar un dispositivo homologado y colocarlo y utilizarlo correctamente. Feliz viaje.

 

Para más información, www.dgt.es 


 

 6 comentarios

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS