menu
keyboard_arrow_down

Manualidades: pintar abanicos, platos de cartón y piedras


Unas piedras, un abanico blanco o platos de cartón pueden convertirse en los lienzos más divertidos en los que los niños den rienda suelta a toda su creatividad

Abanicos, una cartulina gigante, piedras de playa, acuarelas y…. ¡a pintar! No importa la edad ni las cualidades, el pintar es una de las actividades más divertidas que pueden hacer los niños y además es una buena forma de estimular su creatividad, mejorar su capacidad de concentración y además sirve como forma de expresión…Pero sobre todo es muy entretenida.

Una sesión especial de pintura puede ser un premio si los más pequeños se han portado bien ese día. Como regalo puedes dejarles que pinten sin importar si manchan o no. De paso los padres podrán tener unas horas de relax, ya que seguro que están tan entretenidos que puedes disfrutar de unos merecidos momentos de descanso leyendo o escuchando música sin interrupciones.

Si estás en la playa, decir a los pequeños que recojan piedras lisas para decorarlas por la tarde. Las grandes pueden servir luego de sujetapapeles o las servilletas de papel. También se pueden pintar abanicos en blanco con flores y dibujos o conchas de mar.
Como seguro que su creatividad es desbordante, ten la precaución de poner un mantel de plástico y vestirlos con una camiseta vieja, así podrás dejar que inunden su vida de colores sin preocuparte de las manchas.

Para conseguir que pinten sin poner en riesgo el resto de la casa, hay que dejarles espacio suficiente. Una mesa en el jardín o la terraza o el suelo de su habitación sobre un plástico, es la mejor forma de mantener a salvo los muebles de los brochazos o goterones indiscretos.

Se trata de dejarles que pinten libremente sin preocuparse de manchas. Una buena idea es comprar papel enrollable o de embalar, se puede extender una gran parte en el suelo y que varios niños pinten el mismo dibujo.

OTRAS IDEAS

- Diles que pinten sus manos. Pueden hacerlo poniendo la mano sobre el papel y bordeando la después con el pincel. Otra forma es poner la pintura en un recipiente y decirles que pongan la mano encima, luego basta con dejar la huella sobre el papel creando divertidos dibujos.

- Pintar camisetas. También se pueden comprar pinturas de tela y camisetas de algodón blanco para proponerles que las decoren ellos mismos con sus motivos preferidos o con sus nombres.

-Dales la imagen de un cuadro y diles que hagan su propia versión .

-Si te gusta el dibujo de tu hijo, enmárcalo o ponlo en un corcho . Una forma divertida de tenerlos expuestos es “colgarlo” con pinzas de tender en un cordel cogido a la pared.


¿Te ha gustado este artículo?

También te puede interesar...

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram