menu
keyboard_arrow_down

Guerras de globos


Una inofensiva batalla infantil es una de las formas más atractivas para mantener entretenidos a los niños a demás de una divertida forma de refrescarse. La munición: globos llenos de agua

Cuando el calor aprieta y los niños no saben ya que jugar puedes proponerles una guerra de globos. Tan inofensiva como divertida estas batallas de todos contra todos, sirven además como una buena forma de descargar adrenalina.

Basta comprar globos de colores y llenarlos de agua, buscar un lugar despejado como un jardín y establecer tiempo y normas. La guerra puede ser de todos contra todos o también organizar dos equipos, cada uno con los globos de un color. Si quieres pasar un rato divertido con ellos podéis apuntaros e, incluso, “pelear” contra ellos en equipos de mayores contra niños.

El campo de batalla puede ser cualquier parque público, aunque habrá que acordarse de llevar camisetas de repuesto, ya que seguro que acaban empapados. Y Si no tienes un lugar cómodo donde celebrar la guerra puedes sustituir los globos de agua por globos de aires.

Tras la contienda seguro que están hambrientos, así que prepara una divertida merienda que sirva de colofón a la tarde.

OTRAS IDEAS

-Pisar el globo. Ata un globo hinchado al pie de cada niño con un cordel de unos diez centímetros. El juego consiste en que intenten explotar el globo del resto de niños con el pie mientras intentan mantener el suyo a salvo.

-Guerra de almohada. Se puede sustituir los globos de agua por una batalla de almohadas y almohadones.

¿Te ha gustado este artículo?

También te puede interesar...

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram