menu
keyboard_arrow_down

Una tarde en el teatro con los niños


Subir el telón ante los ojos de un niño es abrir una puerta a la imaginación y la diversión. Iniciarles por tanto en el mundo del teatro es un regalo fascinante a cualquier edad

Llevar a los niños al teatro no es sólo una inmejorable forma de pasar un día, sino que además permite ofrecerles alternativas de ocio a las nuevas tecnologías y enseñarle un fascinante mundo donde todo es posible. La fantasía toma forma sobre el escenario ante los ojos de los más pequeños de la casa.

En la infancia, con obras adaptadas a su edad, es cuando se puede comenzar a introducir a los niños en el mundo de la literatura y el arte y enseñarles todo lo que esconde el teatro, sus autores, sus obras y la riqueza de su escenografía y vestuario. Sobre el escenario el lenguaje, la literatura, la música, el baile, la música o el mimo se entrelazan para crear un espectáculo único que además de entretener inunda los sentidos. Por eso una tarde en un patio de butacas es también una alternativa de ocio didáctica, saludable y divertida. Pero además el teatro es sin duda una gran y amena herramienta educativa.

La mayoría de ayuntamientos organizan teatros para los pequeños con una variada programación donde se mezclan cuentos con adaptaciones de los clásicos y obras musicales. Para elegir bien se puede alternar los diferentes estilos para que además de entretener el teatro sirva también para formar.

A partir de los 4 años, cuando un niño ya puede permanecer sentado en la silla el tiempo que dura la representación, es la edad en la que se puede iniciar a los hijos en el amor por el teatro. Hay que tener cuidado con elegir las obras, ya que se debe comenzar por cuentos y obras muy infantiles para ir poco a poco despertando su interés. Cuando son un poco más mayores es aconsejable incluir también adaptaciones de obras contemporáneas o clásicas, de forma que una tarde en el teatro también pueda servir para introducirles en el mundo de la literatura.

NO OLVIDES…

Al terminar la obra coméntala con tu hijo, que te cuente que le ha parecido y si es de algún autor conocido aprovecha para aprender con ellos más sobre su vida.

CUÉNTALE A TUS HIJOS...

- Cómo surgió: En todas las civilizaciones han existido rituales mágicos relacionados principalmente con la caza, la recolección agrícola o la exaltación de los dioses, en los que se introducía música y danza y se recreaban auténticas ceremonias dramáticas. Pero el teatro nace en Atenas, entre los siglo VI y V antes de Cristo. En un pequeño hoyo de forma cóncava, para proteger a los asistentes de los fríos vientos del Monte Parnaso y del sol, se celebraban ritos en honor de Dionisio que luego evolucionaron al teatro.
Drama griego: La edad de oro del teatro griego se debe en parte a los grandes dramas de Esquilo, Sófocles y Eurípides

-Teatro romano: Los romanos, grandes admiradores de los griegos, establecieron sus propios "juegos oficiales" desde el año 364 a. C.

-En Europa: El teatro surge en el Medioevo vinculado al culto religioso, ya que los clérigos crean los primeros diálogos teatrales para explicar los misterios de la fe a los fieles que eran mayoritariamente analfabetos.

-Evolución: el teatro ha ido evolucionando y nos ha dando grandes autores como Shakesperare en la Inglaterra de Isabel I o Moliere en Francia.

-En España: El siglo de oro tiene lugar en el siglo XVII con autores como Cervantes y Lope de Vega.

-¡Mucha mierda!: De esta forma tradicionalmente se desea suerte antes de un estreno. Este dicho se debe a que antiguamente solo la gente con dinero iba al teatro y lo hacían en carruajes. Los coches tirados por caballos esperaban a la puerta a que acabara la función y se sabía si una obra tenía existo por el numero de carruajes que había en la puerta, es decir por la mierda que dejaban los caballos mientras esperaban. Al contrario de lo que pueda parecer, ¡mucha mierda! significa pues que se espera que vaya mucha gente al estreno.

¿Te ha gustado este artículo?

También te puede interesar...

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram