menu
keyboard_arrow_down

Pádel también para niños


El pádel es fácil de practicar, divertido y, como todos los deportes de raqueta, mejora la motricidad y la coordinación, así que… ¿por qué no practicarlo desde niños?
Se ha convertido en un deporte de moda, pero frente a lo que muchos pueden pensar el pádel no es un deporte para una élite o caro, sino todo lo contrario.

 
En pocos años ha pasado de ser prácticamente un desconocido a tener miles de aficionados. La clave está en que consigue enganchar a la gente que lo practica y lo mismo ocurre con los niños. Los niños aprenden pronto y es fácil que se aficionen ya que pueden quedar con amigos para jugar una partida y se divierten independientemente del nivel que tengan.

Al pádel pueden jugar todo tipo de personas, tengan la edad y el nivel que tengan y en la mayoría de clubs tienen clases para los más pequeños. La edad ideal para iniciarse es entre ocho y diez años y para jugar sólo se necesita agilidad y colocación.

Se trata de un deporte muy completo y cualquier niño se lo puede pasar bien desde la primera clase.
 
Lo primero que llama la atención del pádel es que tiene muchas semejanzas con el tenis, pero se juega en un espacio más reducido. Además las paredes forman parte del juego, una característica que hace su práctica más complicada al principio, ya que no es fácil devolver las pelotas que chocan con las paredes y obliga a aprender a colocarse en la pista, pero a medida que se va avanzando en el nivel se gana en agilidad. Además, a diferencia del tenis, el ritmo del juego es mucho más rápido, lo que también lo hace más divertido para los pequeños jugadores.

BENEFICIOS

Al igual que en la práctica de cualquier otro deporte, al jugar al pádel los niños se benefician tanto en el desarrollo de muchas de sus aptitudes como en su salud.

Pero además, por su dinámica y rapidez de juego, este deporte ayuda a desarrollar la capacidad de reacción y los reflejos, ya que según los entrenadores “se tiene que aprender a tomar una serie de decisiones en menos de un segundo, por lo que se agiliza mucho la parte mental de los jugadores”.

Entre sus muchos beneficios destaca que mejora la coordinación de movimientos, ya que el juego se basa en desplazamientos cortos de piernas, tanto laterales como hacia delante o hacia atrás, además de necesitarse la coordinación de ambos brazos para poder equilibrarse y devolver bien la pelota.

A nivel físico consigue además mejorar el tono muscular, por lo que es un buen aliado para luchar contra el sedentarismo y obesidad en la población infantil.

Asimismo, los deportes de raqueta son considerados aeróbicos, por su capacidad de quemar grasas y ganar condición física, y también anaeróbicos, porque ayuda a tonificar el cuerpo.

Pero además de los beneficios físicos, el pádel mejora las relaciones sociales, ya que se juega en parejas, sin olvidar que se juega al aire libre, lo que siempre es un valor añadido.

Sabías que…?


-Después de la natación, el tenis, tenis de mesa, frontenis, raquetbol, squash, pádel y badminton son las actividades con las que más músculos se ejercitan por el trabajo de fuerza, velocidad y resistencia que se van desarrollando.

Curiosidades para contarle a tus hijos…


-El pádel lo inventaron los tripulantes de los barcos ingleses en el XIX, cuando jugaban con una pelota y una pala de madera contra las paredes de metal de los navíos, para entretenerse durante el viaje.

-En 1924 el norteamericano Frank Beal introdujo el deporte a los parques neoyorquinos y lo llamó "Paddle Tennis"

- Fesseden Blanchardy y James Cogswell fueron los primeros que decidieron jugar al pádel en pareja

-Se atribuye a Méjico el origen del pádel moderno. En los años 70 Enrique Corcuera, como no tenía espacio para una pista de tenis en su casa de Acapulco, decidió aprovechar una pared de frontón, levantó otro muro idéntico paralelo y cerró los laterales con una red metálica para que las pelotas nos se fueran lejos

-A España llegó gracias a Alfonso de Hohenlohe, amigo de Enrique, quien construyó la primera cancha en su club de Marbella.

-Al principio la puntuación era como en el ping pong, pero luego Luis Ortiz incorpora el tanteo del tenis.

¿Te ha gustado este artículo?

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram