menu
keyboard_arrow_down

Torrijas: una receta fácil para hacer con tus hijos


La gastronomía ocupa un lugar importante en Semana Santa y las torrijas son uno de los platos más típicos. Enseña a tus hijos esta recta tan fácil, 
La Gastronomía de Semana Santa son una tradición que se ha mantenido en España a lo largo de generaciones. Sopas de ajo con pimentón, potajes de vigilia, buñuelos, croquetas, empanadas, escabeches… son algunos de los platos que se toman en muchas casas durante esto días
También es muy típico comer torrijas.
Su elaboración es muy sencilla y puedes enseñarla a tus hijos para disfrutar juntos preparándolas y por supuesto después comiéndolas.

Ingredientes :

-Pan del día anterior

-Huevos

-Leche

-Azúcar

-Canela

-Limón

-Aceite para freir


¡Manos a la masa!

-Corta una barra de pan duro en rodajas, de un centímetro y medio más o menos

-Calienta la leche con una ramita de canela, (o canela en polvo) y una corteza de limón

-Mete las rodajas en la leche y déjalas durante varios minutos

-Mientras tanto bate algunos huevos (según la cantidad de pan que hayas utilizado)

-Saca las rodajas de pan de la leche, escúrrelas un poco y pásalas por huevo

-Calienta en una sartén aceite y fríe las cortadas después de pasarlas por el huevo

-Cuando estén bien doradas sacalas de la sarten y escurrelas

-DeSpués no queda más que espolvorear con azúcar y un toque de canela. También se les puede también miel por encima.


CURIOSIDADES PARA QUE LES CUENTES A TUS HIJOS...

-Las torrijas es un plato típico de toda España, pero sobre todo de Madrid

-Su origen se remonta al siglo XV y comenzó a elaborarse en los conventos, que en lugar de tirar el pan duro, lo aprovechaban para hacer un sencillo postre con azúcar, leche y huevos (productos comunes en cualquier cocina)

-Se relaciona este postre con Semana Santa debido a su elaboración con pan, el mismo que Jesús consagró en la Última Cena antes de ser apresado.

-También se cuenta que se comían en Cuaresma, época en la que según la tradición cristiana se debe hacer ayuno. Con las torrijas se “engañaba” al estómago, ya que por un lado era un alimento humilde pero muy saciante y por otro su aspecto 
“recordaba” a la carne que no se podía comer

-Las primeras recetas de torrijas que aparecen en los libros de cocina son del año 1607


¿Te ha gustado este artículo?

clear

Subscripción a newsletter

Nombre

Correo electrónico

Repite el correo electrónico

Comparte

Google+
Tumblr
Pinterest
WhatsApp
Telegram